La horrible historia de una mujer esclavizada 8 años por una pareja


El miércoles 10 de febrero arrancó el juicio de una pareja en la Corte Suprema de Victoria (Australia).

Este proceso se dio a raíz de que ellos mantuvieron como esclava a una mujer india en su casa, ubicada en la ciudad de Melbourne, por 8 años.

(También le puede interesar: Presentador de TV sacó cadáver del mar pensando que era un turista).

Según el medio australiano ‘ABC’, en el tribunal afirmaron que, cuando los paramédicos encontraron a la víctima, en 2015, pesaba 40 kilos, tenía un aspecto demacrado y había vivido encerrada bajo precarias e insalubres condiciones.

Richard Maidment, fiscal del caso, afirmó en el tribunal que la pareja (quienes se mantienen en el anonimato) ‘interfería’ con las libertades de elección, movimiento y comunicación de la mujer.

Entre 2007 y 2015, “se ejerció tal grado de control sobre los derechos y libertades fundamentales que constituye un estado de esclavitud», dijo el fiscal.

Ninguno de los dos ha aceptado los cargos.

La historia

Según el tribunal, la pareja conoció a la mujer, cuyo nombre también se mantiene bajo reserva, en un viaje al estado indio de Tamil Nadu.

Antes de ser esclavizada, la víctima viajó a Australia dos veces para trabajar con la pareja como empleada, sin embargo, en ambas ocasiones pudo volver a su país sin inconvenientes.

Su tercera visita, en 2007, duró ocho crueles años.

La mujer decidió quedarse debido al dinero: la pareja le prometió un considerable pago por sus servicios. Una ganancia mucho mayor a la habitual.

Ella se encargaba de cuidar a los tres hijos de la pareja, cocinar y doblar la ropa.

Mujer empleada doméstica

La mujer no recibía un pago justo por su trabajo.

Foto:

iStock

(Puede leer: ‘Sigue intentándolo’: respuesta de empresa a postulada se vuelve viral).

“Trabajó muy duro. Durante los 8 años te dirá que todo lo que recibió como forma de pago en Australia fueron los extraños billetes de $5 o $10 (entre 13 y 30 mil pesos aproximadamente), que pudieron haberle entregado solo por su cumpleaños”, contó el fiscal Maidment en el tribunal.

Según el medio inglés ‘Daily Mail’, en el tribunal también detallaron acerca de los escasos contactos que tenía con su familia.

«En los primeros días se le permitía hablar por teléfono con su yerno y su hija dos o tres veces al año, pero, desde aproximadamente 2012, el contacto se redujo a casi nada», dijo Maidment.

Cuando su hija envió un correo electrónico pidiendo que enviaran a su madre de regreso a la India, la pareja le respondió que ‘se fuera a la…’ en dos ocasiones.

La familia se puso en contacto con las autoridades australianas, quienes iniciaron la respectiva investigación.

El día del rescate

El medio ‘ABC’ narró que, en julio de 2015, la mujer se desplomó en el piso del baño.

La secuestradora decidió llamar a emergencias y, una vez los paramédicos llegaron al lugar, notaron la escena, la cual aún está en investigación. Lo único cierto es que la trabajadora sucumbió ante la debilidad de su cuerpo.

Los paramédicos hallaron a la víctima en medio de sus propias excreciones, temblando y con una temperatura de 28,5 grados centígrados.

De inmediato fue trasladada a un hospital e ingresada a cuidados intensivos. Duró más de dos meses recuperándose.

(También lea: El sistema inmune tiene un ‘programa de alarma natural’ contra el VIH). 

En el tribunal también se dijo que la policía la entrevistó, sin embargo, ella no quería hablar en frente de sus captores. Particularmente de su captora, a quien le tenía bastante miedo.

«Temía que no la devolviera a la India y no le pagara el dinero que le debían por el trabajo que había hecho», afirmó Maidment.

Por el momento el juicio sobre la situación escalofriante continúa.

Tendencias EL TIEMPO 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *