Lucha contra el coronavirus opaca fiestas del Año del Buey en China


Regresar para reunirse con la familia y celebrar el Año del Buey a pesar de un viaje lleno de restricciones anticovid-19 o quedarse solo en Pekín, como lo incitan las autoridades.

El dilema agita a los chinos que trabajan en la capital. El Año Nuevo Lunar, que cae este año el 12 de febrero, es la fiesta más importante en China. Normalmente, cientos de millones de trabajadores aprovechan la oportunidad para regresar a sus provincias de origen. Pero con el coronavirus casi erradicado en el país, a pesar de algunos focos localizados en diciembre y enero, especialmente en Pekín, muchos esperaban celebrar el nuevo año con normalidad.

(Le puede interesar: Año Nuevo Chino 2021: cuándo inicia, qué animal reinará y más datos

Pero por precaución, escaldada por los recientes focos locales, el ayuntamiento de la capital llamó a los habitantes a evitar todo desplazamiento “innecesario” fuera de la ciudad alrededor de las vacaciones de Año Nuevo, que arrancaron este jueves y van hasta el 17 febrero.

Para desalentar a los posibles interesados en viajar, las autoridades utilizan a la vez incentivos financieros –para los que se quedan– y exámenes y formalidades para los que parten. “Para volver a casa tengo que hacer una prueba PCR y obtener un certificado. No es práctico”, explicó Hou Sibai, un repartidor de comidas originario de Gansu, que trabaja en Pekín. Finalmente pasará las fiestas en la capital con su mujer y su hija.

Para animar a la gente como Hou Sibai a no viajar, Pekín prometió repartir 40 millones de yuanes (6,2 millones de dólares) en cupones de descuento, para su uso en aplicaciones de comercio electrónico. También se ofrecen gratis películas en línea y paquetes de datos para teléfonos inteligentes.

(Lea también: ¿De qué hablaron Biden y Xi Jinping durante dos horas por teléfono?

Y la estrategia funciona. Los viajes por ferrocarril y aire disminuyeron 80 por ciento en comparación con la cifra del año pasado, según el ayuntamiento. Sin embargo, la caída a cero del número de nuevos pacientes de covid-19 en China en los últimos días ha llevado a algunos a tomar el tren.

Año nuevo chino en Pekín

Personas caminan por las calles de Pekín mientras esperan la llegada del año nuevo chino.

Foto:

Roman Pilipey. Efe

Las restricciones varían de un lugar a otro del país. Algunas zonas rurales imponen, por ejemplo, cuarentenas a todos los visitantes.

Algunas de las limitaciones más fuertes están en Pekín. Los viajeros que entren en la capital deben presentar una prueba PCR negativa antes del embarque. Y después deben efectuar otras dos pruebas 7 y 14 días tras la llegada, sometiéndose a dos semanas de “vigilancia médica”, que consiste esencialmente en informar de su temperatura a las autoridades.

(Le puede interesar: Biden y Xi Jinping buscan reencauzar relaciones minadas tras era Trump

AFP

Lea también: 

– Hallan murciélagos con un virus que ayudaría a entender el Sars-COV-2

 Misión de la OMS abandona China y seguirá buscando el origen del covid

– La tensión entre la OMS y EE. UU. por el origen del coronavirus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *