La odisea de los colombianos que buscan regresar a Reino Unido


La cuarentena en hoteles asignados por el Gobierno británico empezó este lunes para los viajeros de los países incluidos en la «lista roja», el mismo día en que el Reino Unido inició una nueva etapa en el programa de inmunización contra la covid-19, con la vacunación de los mayores de 65 años. 

(Le puede interesar: Reino Unido refuerza sus fronteras contra las variantes del virus)

Le medida de pasar la cuarentena en hoteles comenzó a aplicarse para los británicos, irlandeses y los residentes en el Reino Unido que entren a partir de este 15 de febrero en Inglaterra y que en los últimos diez días hayan estado en alguno de los 33 países que integran la «lista roja», entre ellos Portugal, Suráfrica y Suramérica.

El objetivo es reforzar las fronteras ante la aparición de nuevas variantes del coronavirus, como la sudafricana y la brasileña, ante la inquietud de que las vacunas sean menos efectivas con esas cepas.

Teniendo en cuenta los costos de la nueva cuarentena es absolutamente imposible (regresar)

Una colombiana residente en Londres no pudo regresar a su trabajo

La colombiana Mariana Aristizábal debía retomar su trabajo en Londres dentro de una semana, pero este lunes entraron en vigor estrictas medidas contra el coronavirus en las fronteras británicas, con costosas cuarentenas en hoteles, multas y penas de cárcel, que como a muchos residentes le imposibilitan regresar.

«Teniendo en cuenta los costos de la nueva cuarentena es absolutamente imposible», dice a la AFP desde Bogotá esta actriz y directora de 30 años que lleva cinco viviendo en Londres, donde el pasado marzo presentó su obra «The Two Of Us» en el Theatre Deli Broadgate.

«Tenemos una serie de proyectos programados para 2021» y «es bastante frustrante», afirma. Pero, además, «de alguna manera me dejé a mí también ahí» porque «extraño mi vida allá», dice.

Tras el descubrimiento de las nuevas cepas brasileña y sudafricana, el Reino Unido prohibió las llegadas desde 33 países de una «lista roja» que incluye toda Sudamérica, Panamá y Portugal.

(Le puede interesar: Reina Isabel II habría usado influencias para ocultar su patrimonio)

Pero no puede impedir regresar a británicos y residentes extranjeros, así que desde este lunes todo el que llega es trasladado directamente del aeropuerto a un hotel donde debe permanecer 10 días, pagando unas 1.750 libras (2.400 dólares, 2.000 euros).

Reciben las comidas en la habitación y deben someterse a dos pruebas de covid-19, en el segundo y octavo día. Todo resultado positivo prolonga la cuarentena 10 días más.

«No puede ser fácil para ellos estar encerrados en una habitación 10 días, sin ir a ningún lado, así que realizamos comprobaciones, nos aseguramos de que están bien», explica Charlie Islam-Harry, directora del Hotel St Giles, junto al aeropuerto londinense de Heathrow, que espera formar parte del programa.

En su recepción, una cámara térmica capta si el recién llegado tiene fiebre, hay desinfectante de manos junto a los ascensores y se realiza un protocolo especial de limpieza.

Pero «en un momento donde todos estamos muy cortitos de trabajo», el coste es inaccesible para muchos como Aristizábal, que pagó 500 libras por un billete de ida y vuelta para ir a ver a su familia en diciembre.

También para Santiago Peluffo, en una situación similar en Buenos Aires. «Yo no puedo pagar 1.750 libras de hotel cuando tengo mi propia casa en Londres», dice este escritor argentino de 35 años, residente en el Reino Unido desde 2012.

Se pregunta, indignado, «la razón por la cual la prohibición corre para todo el continente» cuando países como Argentina tienen cada vez menos casos. Y denuncia «discriminación», geográfica y económica.

(Le interesa: Reino Unido, EE. UU., UE y Canadá discuten posibles sanciones a Rusia)

Cuarentena en Inglaterra

Un pasajero saluda desde una ventana en un hotel Radisson Blu en el aeropuerto de Heathrow mientras realiza una cuarentena obligatoria en el oeste de Londres el 15 de febrero de 2021.

Foto:

Daniel Leal-Olivas.AFP

No puede ser fácil para ellos estar encerrados en una habitación 10 días, sin ir a ningún lado, así que realizamos comprobaciones, nos aseguramos de que están bien

Las multas por incumplir las medidas

¿Alternativas? Pocas. El vuelo de Mariana, previsto para el 22 de febrero, pasaba por Madrid y podría haberse quedado allí «en casa de una amiga» durante 10 días antes de volver a Londres.

Pero la Unión Europea solo deja entrar a nacionales y residentes y como tras el Brexit el Reino Unido está fuera, ella también. Negarse a la cuarentena implica una multa de hasta 10.000 libras.

Y mentir en el formulario de llegada ocultando haber estado en un país de la «lista roja», una pena de prisión de hasta 10 años. Para Peluffo «es ridículo». Para el británico Dominic Grieve, exprocurador general -ministro que asesora al gobierno en cuestiones legales- «es totalmente desproporcionado».

(En otras noticias: Moore, el héroe de tiempos de pandemia al que despiden los británicos)

«La realidad es que nadie obtendría esa sentencia de todos modos, los tribunales simplemente no la van a imponer», dijo a la BBC tras el estrepitoso anuncio por el ministro de Sanidad, Matt Hancock, que suscitó fuertes críticas. «Sólo hay que fijarse en los delitos que tienen penas de un máximo de diez años», subrayó Grieve, que incluyen posesión de armas de fuego o administración de veneno.

Tráfico de armas o abandono de niños menores de dos años conllevan un máximo de cinco. «No me disculpo por la fuerza de estas medidas«, afirmó Hancock, cuyo gobierno ha sido muy criticado por su lentitud y falta de firmeza ante una pandemia que ha dejado unos 117.000 muertos en el país más castigado de Europa.

Mientras tanto, Mariana busca soluciones para no echar a perder la vida que construyó en Londres. Tiene una visa temporal de trabajo pero para poder solicitar la residencia permanente no debe estar fuera del país más de seis meses. Si las cuarentenas hoteleras se prolongan mucho «hasta ahí llegó mi vida en Inglaterra», dice preocupada.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE Y AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *