Los involucrados en el escándalo del ‘vacunagate’ en Perú


El escándalo de las vacunaciones secretas contra el covid-19 a funcionarios públicos de Perú encargados de encabezar la lucha contra la pandemia, conocido como el ‘vacunagate’, sigue creciendo en el país latinoamericano, donde con el paso de los días han quedado al descubierto los nombres de los implicados que, según expertos, podrían pagar hasta ocho años de cárcel por actos de corrupción.

(En contexto: Escándalo en Perú por jugadita de Vizcarra para vacunarse de primero)

En el listado que facilitó al presidente Francisco Sagasti la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) de las 487 personas que recibieron vacunas del laboratorio chino Sinopharm – que eran exclusivas para el personal que llevaba adelante los ensayos clínicos en el país desde fines del 2020– figuran los nombres de funcionarios de los dos últimos gobiernos peruanos, familiares de estos, consultores e “invitados”.
Según información publicada ayer por el diario El Comercio, en la lista aparecen el expresidente Martín Vizcarra, su esposa y exprimera dama, Maribel Díaz, y su hermano César Vizcarra.

Así mismo, el ahora candidato al Congreso de Somos Perú figura como “invitado” y sus familiares están registrados como “entorno cercano” (allegados de funcionarios, personas vinculadas con algún parentesco o familiares). Según los datos del medio peruano, un 7 por ciento de los vacunados que aparecen en la lista están en la categoría de “entorno cercano”.

Francisco Sagasti

Funcionarios del actual presidente Francisco Sagasti también salieron salpicados.

Foto:

Paolo Aguilar. EFE

El régimen de Sagasti también resultó afectado tras conocerse que entre quienes recibieron la dosis estuvieron la ahora exministra de Salud Pilar Mazzetti y la excanciller Elizabeth Astete. Mientras que Astete era la encargada de negociar la compra de vacunas, Mazzetti tuvo a su cargo la conducción de la lucha directa contra la pandemia e incluso llegó a afirmar hace una semana que iba a ser “la última” en ser vacunada, pese a que ya había recibido las dosis en enero pasado.

(Le puede interesar: Perú da inicio a la vacunación con el tratamiento de Sinopharm)

Además, también resultaron implicados el exviceministro de Salud Pública, Luis Suárez, ya que en la lista aparecen su esposa, sus hijos y su hermana. En el listado también figuran Alejandro Aguinaga, excongresista y médico personal del expresidente Alberto Fujimori y su esposa.

Entre quienes están clasificados en el listado como consultores aparecen nombres como el de la exministra de Salud Patricia García, quien formó parte del gobierno del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018). Y entre los “invitados” figuran personajes como la abogada mediática Cecilia Blume Cilloniz.

Según El Comercio, solo los “invitados” representan el 3 por ciento en la lista de 487 vacunados, mientras que los “consultores” abarcan el 7 por ciento.

De hecho, entre estos últimos aparece el nombre del nuncio apostólico en Perú, Nicola Girasoli.

El sacerdote italiano afirmó en un comunicado el martes que recibió la vacuna porque fue parte de los ensayos clínicos en el país como “consultor en temas éticos”. Pero el arzobispo de Lima, Carlos Castillo, manifestó ayer que estaba “entristecido e indignado” luego de conocer que Girasoli fue una de las personas que se vacunaron en secreto.

“(…) Él se ha vacunado por motivos que él tiene que explicar, me parece que su explicación hasta ahora no es suficiente”,
aseguró Castillo en la emisora RPP Noticias.
Asimismo, entre los funcionarios públicos en la lista aparecieron los nombres de trabajadores de menor rango de los ministerios de Salud y de Relaciones Exteriores. Solo del primero, 50 personas recibieron la dosis de Sinopharm.

(En otras noticias: Una ciudad peruana, en riesgo de desaparecer por el cambio climático)

Otras personalidades que también se beneficiaron de sus posiciones para vacunarse fueron las autoridades universitarias donde se hizo el ensayo clínico, pues tanto en la UPCH como en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos fueron vacunados el rector y los vicerrectores.

De acuerdo con el abogado penalista peruano, Carlos Rivera, el escándalo no deja ninguna duda de que Perú está “ante hechos delictivos” y mencionó acciones tales como negociación incompatible, concusión, cohecho y complicidad en corrupción de funcionarios, por los que la Fiscalía peruana ya abrió una investigación preliminar.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EL COMERCIO, AFP y Efe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *