Las claves del ‘milagro’ de Australia y Nueva Zelanda contra el covid


Según el Departamento de Salud de Australia, desde que la enfermedad tocó territorio australiano, en enero del año pasado, se han presentado cerca de 28.986 casos totales y más de 900 fallecidos.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda anunció que se han registrado 4 casos nuevos de covid-19 (durante las últimas 24 horas), 2.382 casos totales y 26 fallecidos desde la llegada del covid-19 a esta isla del pacífico a finales de febrero del 2020.

Estos datos reflejan que los dos países han luchado de forma impetuosa contra la pandemia del covid-19, pero, ¿cómo lo lograron?

Aquí están las claves: 

(Le puede interesar: ¿Por qué Brasil se asoma a un colapso sanitario durante la pandemia?).

Cierre de fronteras

Australia covid

Las autoridades de Australia y Nueva Zelanda han mantenido un estricto control dentro de sus territorios para mantener focalizados los rebrotes de la enfermedad. 

Jacinda Ardern (Primera Ministra de Nueva Zelanda) y Scott Morrison (Primer Ministro de Australia) alinearon sus políticas exteriores para cerrar sus fronteras internacionales con el resto de los países desde marzo del año pasado.

Esto redujo significativamente la llegada de nuevos casos de covid-19 del extranjero y permitió que los dos países empezaran a desarrollar un plan de ‘burbuja’ para que más adelante sus ciudadanos pudieran desplazarse con mayor facilidad entre los dos territorios.

En su momento, la primera ministra de Nueva Zelanda, en declaraciones para la agencia de noticias ‘Reuters’, mencionó que “seguiremos trabajando en burbujas de viajes con Australia y el Pacífico, pero el resto del mundo sencillamente supone un riesgo demasiado grande para nuestra salud y nuestra economía como para correrlo en este momento”.

Además, los dos países también han limitado los movimientos dentro de su territorio, haciendo que los rebrotes de la enfermedad queden focalizados en las regiones de mayor incidencia y no se expandan a otras zonas.

(Siga leyendo: Trump y su esposa se habrían vacunado antes de dejar la Casa Blanca).

Confinamientos estrictos

Durante esta pandemia, los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda han implementado confinamientos estrictos en las diferentes ciudades o regiones donde se presentan nuevos casos de covid-19.

En ese sentido, un ejemplo de esto se dio cuando, a principios del mes de febrero de este año, Mark McGowan (Primer ministro del estado de Australia Occidental) decretó un confinamiento de cinco días en toda la ciudad de Perth (dos millones de habitantes) por un caso de covid-19 con la variante británica que se registró en el hotel ‘Four Points de Perth’.

Una decisión similar fue la que tomó, recientemente, la primera ministra de Nueva Zelanda tras registrarse un caso comunitario de coronavirus en Auckland (la ciudad más grande del país), pues mandó a un confinamiento estricto a más de un millón de personas durante siete días.

Auckland, Nueva Zelanda

Recientemente, Jacinda Arden, primera ministra de Nueva Zelanda, decretó un confinamiento estricto  por siete días  en Auckland, la ciudad más grande ese país. 

Foto:

iStock

(Lea también: Bill Gates predice cuándo se volverá a viajar con normalidad).

Estabilidad económica

Sin duda, la estabilidad económica de los dos países también ha contribuido a que se hayan podido cerrar las fronteras internacionales y que los confinamientos estrictos se respetaran.

Según el diario español ‘El Pais’, en el caso de Australia, el gobierno de Scott Morrison creó el programa de ayudas ‘Jobkeeper’, con el que buscaba evitar los despidos masivos en las empresas a través de la entrega de un subsidio para los empresarios que presentaran una caída del 30 por ciento en sus ingresos con respecto al mismo periodo del año anterior.

(Lea también: Zara home y los Eco bowls: los mejores memes de internet). 

Además, en el medio ya citado también se mencionó que el gobierno australiano ayudó a sus ciudadanos y a los residentes permanentes que se vieron afectados por la pandemia (en cuarentena, hospitalizado o con cargo menores) con un subsidio que comenzó con unos 3 mil dólares australianos (un poco más de 8 millones de pesos) y ahora está en 2 mil 100 dólares australianos (alrededor de 6 millones de pesos).

En su momento, en declaraciones para el medio inglés ‘BBC’, Ella Henry (profesora de la Universidad Tecnológica de Auckland, en Nueva Zelanda) comentó que el gobierno de ese país puso en marcha proyectos económicos con el fin de mantener a empresas y trabajadores independientes, y que los pagos de las hipotecas fueron suspendidos.

(Además: Ponerse senos y más indignantes y peligrosos ‘retos’ de ‘influencers’). 

Dólares

La estabilidad económica de los dos países les ha permitido librar una mejor lucha contra el covid-19.

Foto:

iStock

(Le recomendados: China dice que no hizo tests anales de covid a diplomáticos de EE. UU.)

Tanto Australia como Nueva Zelanda siguen luchando contra el covid-19 pero lo que han hecho hasta el momento es para destacar. 

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *