Exgimnasta habla de aberrantes casos de abuso sexual en EE. UU.


En septiembre de 2016 estalló uno de los escándalos más grandes en el deporte estadounidense: Larry Nassar, quien era el médico del equipo olímpico de gimnasia de ese país, fue acusado de abusar sexualmente de más de 150 jóvenes.

A raíz de eso, los testimonios de muchas mujeres fueron conocidos y Nassar fue sentenciado a 175 años de cárcel.

(Lea también: Acoso sexual en el deporte, un flagelo por derrotar).

Rachael Denhollander, exgimnasta y abogada (quien también fue víctima de este depredador sexual cuando pertenecía al equipo), habló con el diario ‘El País’, de España, sobre lo que ha vivido en los últimos cuatro años.

“Nadie se mete en esto porque quiere contar su historia de abuso una y otra vez. Nadie. Lo haces para que la próxima generación no pase por esto”, comentó, refiriéndose a lo difícil que ha sido su recuperación estando bajo el ojo público.

La Federación de Gimnasia de Estados Unidos (USAG, por sus siglas en inglés) es la organización a la que pertenecía Nassar y en la que pesa gran parte de la responsabilidad por los abusos ocurridos.

Larry Nassar

El exmédico del equipo olímpico en la corte, en 2017.

Foto:

Jeff Kowalsky. AFP

(Continúe leyendo: El duro relato de Diana Quiros, la mujer que denunció a Alex Cruz).

Para Rachael, “su modo de afrontar el asunto no genera un cambio cultural y es esa cultura la que determina si para un abusador es fácil abusar o si para un niño es seguro competir”. Ella afirmó que, desde su punto de vista, a la USAG y al Comité Olímpico de EE. UU. les importa algo muy distinto al bienestar integral de las personas.

“Vagamente han dicho que lamentan los abusos, pero jamás han reconocido la corrupción en la cúpula o que ignoraron las señales de alarma”, puntualizó.

La exgimnasta hizo hincapié en que la cultura del abuso existe desde hace décadas y nadie ha reconocido por completo que estos actos aberrantes ocurrieron, pues no se les creyó a las mujeres que los denunciaron desde tiempo atrás.

(Le puede interesar: A la cárcel fotógrafo señalado de acceso carnal violento).

“Las atletas no solo afrontan su recuperación tras los abusos, sino que todavía están luchando contra las estructuras de la organización y sus responsables, que prefieren el silencio”, mencionó.

Al final de la entrevista, respondió si dejaría que su hija practicara gimnasia. Vale resaltar que Simone Biles, campeona olímpica y quien también sufrió abusos por parte de Nassar, dijo que no lo aceptaría.

“Si mi hija quisiera competir en un gimnasio certificado por la Federación estaría poniendo su seguridad en las manos de una organización corrupta a la que no le importa mi hija. No puedo hacer eso con la conciencia tranquila”, dijo.

Larry Nassar

Fueron decenas las deportistas que testimoniaron abusos en su contra, ocurridos mientras Nassar posaba de médico brillante.

Foto:

Rena Laverty. EFE

Denhollander agregó que le encantaría que la respuesta fuera diferente, pero no es el caso en el momento.

Larry Nassar recibió tres sentencias: una por pornografía infantil, en 2017, otra por agresión sexual de menores, en enero de 2018, y en febrero del mismo año aceptó tres cargos más de agresión sexual.

(Siga leyendo: Por normalizar abuso, piden acabar con ‘zorrillo apestoso’ Pepe Le Pew).

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *