Conmoción por el asesinato de joven a manos de un policía en Londres


El 03 de febrero, hace 10 días, los familiares de Sarah Everard habían perdido su rastro. La última vez que la vieron, a través de una cámara de seguridad, fue caminando a las 9:30 de la noche rumbo a su hogar en la zona de Clapham, al sur de Londres

Desde allí, se desató una oleada de búsqueda intensa con carteles de su fotografía en las calles de la capital británica y en redes sociales, pidiendo ayuda para encontrarla.

(Lea también: Brasil supera a India y es el segundo país con más casos de covid). 

Poco antes de desaparecer, Sarah habló por teléfono con su novio y este fue la última persona en escucharla con vida. 

El miércoles 10 de febrero las autoridades encontraron un cadáver que fue reconocido como el Everard, de 33 años. El cuerpo de la ejecutiva de marketing apareció en un bosque de Ashford, Kent. Días antes había sido tenido, en el mismo condado, Wayne Couzens, un agente de policía de Londres. 

(Además: Manifestantes atacan a golpes la camioneta del presidente argentino). 

El 12 de marzo la fiscalía del país británico confirmó en un comunicado que el sospechoso fue inculpado de «secuestro y homicidio» tras haber encontrado los restos de la joven. El sujeto es también sospechoso de exhibición sexual. 

Couzens, de 48 años, ingresó a la institución en 2018 y era parte de un cuerpo especial armado destinado a la protección de personal diplomático en Londres. Las autoridades revelaron que el hombre tuvo que ser asistido por algunas heridas en su cabeza que se habría practicado él mismo mientras estaba en su celda. También, confirmaron que el oficial no se encontraba de servicio al momento de la desaparición de la joven. 

(Le puede interesar: La expresidenta interina de Bolivia es trasladada a la Fiscalía). 

Conmoción Reino Unido

El caso de Sarah Everard conmocionó a todo Reino Unido

El caso impresionó a Reino Unido, quien se ha identificado por ser un país con confianza en la Fuerza Pública. Además, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo estar «conmocionado» el jueves por la desaparición de Everard, como el resto del país, donde el caso desencadenó una oleada de reacciones en las redes sociales de mujeres que se identificaban con la joven. 

La indignación todavía creció más al saberse que la policía recomendó a las mujeres de la zona donde residía la víctima que fueran con cautela cuando salieran a la calle solas, a lo que algunas voces sugirieron, en respuesta, un toque de queda para los hombres como medida definitiva para acabar con la discriminación. 

(Lea también: Piden 18 meses de prisión preventiva para el expresidente Vizcarra). 

Algunas manifestaciones, en rechazo de lo ocurrido, se estaban planeando en redes para llevarse a cabo el sábado en la tarde en la capital británica, pero fueron canceladas por el riesgo durante la pandemia. Sin embargo, cientos de personas asistieron a una vigilia en Clapham Common, cerca de donde Sarah Everard fue vista con vida por última vez el 3 de marzo. 

Vigilia Reino Unido

Multitudinaria vigilia se llevó a cabo en rechazo del asesinato a Sarah Everard y la violencia contra las mujeres en Reino Unido.

El acusado  compareció por primera vez antes el juez el sábado 13 de febrero y el próximo martes tendrá que declarar en tribunal penal de Old Bailey.

TENDENCIAS EL TIEMPO 
Con información de AFP y EFE*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *