EE. UU. tendrá por primera vez a un latino como secretario de Salud


El Senado de EE. UU. confirmó este jueves como secretario de Salud y Servicios Humanos al actual fiscal general de California, Xavier Becerra: se convirtió en el primer latino en asumir este puesto en la historia del país.

(Además: ¿Se viene una ‘Guerra Fría’ tras el giro de Biden hacia China y Rusia?)

La Cámara Alta confirmó a Becerra, de raíces mexicanas, con 50 votos a favor y 49 en contra.

Como nuevo titular de Salud, Becerra tendrá la responsabilidad de liderar la respuesta del Gobierno federal contra el coronavirus y, además, dentro de sus competencias entra a atender al creciente número de menores migrantes que han llegado a la frontera de EE.UU. con México en las últimas semanas.

El único apoyo republicano fue el de la senadora moderada Susan Collins, de Maine, mientras que el resto de sus compañeros de bancada votaron en contra.

El proceso para confirmar a Becerra se convirtió en una agria batalla partidista, en la que los demócratas lo defendieron sin reservas alabando su defensa de la reforma sanitaria de Barack Obama (2009-2017), mientras que los republicanos se opusieron a él por considerar que no tiene suficiente experiencia.

(Le puede interesar: La respuesta de Putin a Biden, que lo consideró un ‘asesino’)

Por ejemplo, el senador conservador John Barrasso, médico de profesión, dijo este jueves que estaba “profundamente preocupado”, porque Becerra “no es un médico, ni un científico, ni un funcionario de salud”.

“Él -añadió- es un abogado de litigios y un político de carrera. Una pandemia mundial no es el momento para aprender (sobre el puesto) mientras trabaja”.

En respuesta, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, consideró que los ataques de Barrasso y del resto de republicanos “rayan lo ridículo” y criticó que no aplicaran los mismos estándares a Alex Azar, el que fuera secretario de Salud bajo el Gobierno de Donald Trump (2017-2021).

El covid-19 ha demostrado algo innegable: debemos salvaguardar la Ley de Cuidado Asequible; las vidas dependen de ella

Con el derecho a la sanidad universal por bandera, su férrea defensa en los tribunales de la Ley de Cuidado Asequible (ACA, en inglés), conocida popularmente como Obamacare, fue un dolor de cabeza continuo en los últimos cuatro años para el expresidente Donald Trump (2017-2021), que prometió que terminaría con esa legislación durante la campaña electoral de 2016 que le llevó a la Casa Blanca.

Y es que Becerra lideró una coalición de fiscales generales demócratas de diferentes estados ante el Tribunal Supremo para proteger lo que para él es la sanidad universal: «un derecho y no un privilegio». «El covid-19 ha demostrado algo innegable: debemos salvaguardar la Ley de Cuidado Asequible; las vidas dependen de ella», señaló
Becerra en noviembre, antes de que la máxima corte del país escuchase los argumentos orales sobre el caso. 

Orígenes humildes

El camino de Becerra hasta el Gobierno de Estados Unidos y su trayectoria son ejemplo del «sueño americano» que él mismo ha afirmado tantas veces que ha podido cumplir con el paso de los años.

Nacido en 1958 en Sacramento, capital de California, en el seno de una familia humilde, Becerra fue el tercero de los cuatro hijos de María Teresa, una secretaria que se crió en Guadalajara (México), y Manuel, nacido en la misma ciudad californiana, pero criado en Tijuana (México), y empleado en ferrocarriles y granjas.

En la escuela secundaria, Becerra mostró aptitudes para las ciencias, se ganó fama como buen jugador de póker y luego fue aceptado en la Universidad Stanford, donde en 1980 se convirtió en el primer miembro de su familia con un diploma universitario, en su caso en Economía, con un breve paso por la Universidad de Salamanca.

Cuatro años más tarde se graduó de la escuela de leyes de Stanford. En esa universidad Becerra conoció a su esposa, Carolina Reyes, con la que tiene tres hijas y se mudó a Massachusetts, donde la mujer se graduó como médico de la Universidad de Harvard y completó su residencia como ginecóloga y especialista en medicina materno-fetal en la Universidad del Sur de California.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *