Más de 3.000 desplazados por enfrentamientos en frontera con Venezuela


No han demorado en aparecer las secuelas del más reciente enfrentamiento entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y un grupo de las disidencias de las Farc, acaecido en la zona de La Victoria, en el estado Apure, limítrofe con el departamento colombiano de Arauca.

(En contexto: ¿Por qué el Ejército venezolano se habría enfrentado a disidencias?)

El desplazamiento forzado de miles de venezolanos hacia Arauquita (Colombia) es la consecuencia más visible del combate que se inició en la madrugada del pasado domingo, extendiéndose hasta horas de la tarde de ese día, y que se repitió hasta la tarde del lunes.

Pese a que la alcaldía de Arauquita divulgó este martes que hay 1.200 venezolanos, entre albergues y casas de familia de este municipio colombiano, el director ejecutivo de la división de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, manifestó a través de Twitter su preocupación por los más de 3.000 venezolanos que se desplazaron hasta este punto huyendo de los enfrentamientos.

Hasta el mediodía de este martes, según reportó a EL TIEMPO Juan Francisco García, coordinador regional de la ONG Fundaredes, en la zona había una tensa calma sin nuevos enfrentamientos, pero con la denunciada militarización que, incluso, se extendió a otros sectores del municipio de Páez.

(Además: Tras combates en la frontera, dos militares venezolanos mueren)

La presencia de las fuerzas de seguridad del Estado, que en palabras de García ha sido “bárbara”, “muy brusca” y “violenta”, tendría como finalidad impedir que se filtre información sobre lo que sucede en la zona, por lo que se mantiene la imprecisión sobre los muertos y heridos tras el combate, más allá de los dos militares fallecidos reportados por el gobierno de Nicolás Maduro.

Según denunció Fundaredes, algunos soldados venezolanos aprovecharon la situación para el saqueo de fincas y el robo de animales y bombas de agua, mientras que el grupo atacado de las disidencias de las Farc –que está apartado de la línea de alias Iván Márquez y Jesús Santrich– estaría impulsando el apoyo entre los pobladores de la zona.

“Hubo comunicación y algunos mensajes y notas de voz por parte de los comandantes de las Farc pidiéndole a la población que defendiera sus derechos, que pidiera la paz. Es como un llamado a la guerra conjunta, a la guerra inteligente”, dijo García en su conversación con EL TIEMPO.

La Asamblea Nacional electa en 2015, y presidida por el líder opositor Juan Guaidó, denunció ayer la difícil situación que atraviesan este y otros pueblos fronterizos.
en la sesión virtual de su comisión delegada, efectuada en la mañana de este martes.

(Le puede interesar: Venezuela: Semana Santa en ‘cuarentena radical’)

“Hay una guerra en la frontera venezolana, entre estos grupos irregulares, donde las víctimas son los más humildes: los venezolanos que viven en esas zonas, que tienen que dejar todo, huyendo por salvar sus vidas. Esta situación ha incrementado. Naciones Unidas y los organismos multilaterales no pueden hacerse la vista gorda ante esta cruda realidad”, dijo la diputada Gaby Arellano, al tiempo que aseguró que la situación, lejos de mejorar, ha empeorado, al punto de que los enfrentamientos ya no se producen en horas de la noche y madrugada, sino durante el día, como sucedió en esta oportunidad.

Arauquita

Los bombardeos propiciaron una salida urgente de miles de personas.

Foto:

Gobernación de Arauca

Combate focalizado

El diputado Eliézer Sirit afirmó que esta confrontación que -insistió- mantiene en zozobra y angustia a los habitantes de los sectores afectados de Apure, no obedece a una política global por parte del régimen para combatir a la guerrilla, como se pretendió hacer ver desde el sector oficial, que habló de una política «cero tolerancia» hacia estos grupos.

“No se está combatiendo a la guerrilla en territorio venezolano como una política de Estado. No. Se está combatiendo a un grupo de irregulares que decidió dividirse de otro grupo de guerrilleros”, aseguró Sirit, en sintonía con lo que han denunciado las oenegés desde el domingo.

(Lea aquí: Las medidas que debería tomar Biden frente a Venezuela)

Desde Fundaredes, Juan Francisco García explicó el conflicto que habría a lo interno de las disidencias de las FARC en Venezuela: “Las FARC de Iván Márquez, de Santrich, Romaña, El Paisa (…), que es una línea que además responde políticamente a los intereses de la tiranía de Nicolás Maduro, tienen un conflicto con la antigua marquetalia a la que pertenecían, que representa este grupo que hoy atacan, al mando de Gentil Duarte, Ferley González y de ese campamento, exclusivamente al mando de Arturo Ruiz”.

Alias ‘El Nando’, quien según información oficial resultó “neutralizado” en el enfrentamiento del domingo, según el especialista, pertenecería a este último grupo.

El ataque, además, no solo estaría focalizado hacia ellos, sino hacia la zona de La Victoria en específico, donde también tendría presencia el Eln, aunque este –según han insistido las oenegés– no ha sido afectado. La presencia de ambos grupos, sin embargo, se extendería a todo el territorio de este estado, que conforma el corredor fronterizo más extenso de Venezuela con Colombia.

Le puede interesar

– Misión de la ONU denuncia 200 asesinatos de la policía venezolana

– A 2 años del ‘megaapagón’, ¿cómo está el sistema eléctrico venezolano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *