Sentía placer al hacer mendigar a hijos de su novia y lo encarcelaron


Un tribunal de Cumbria, en Inglaterra condenó a cinco años y once meses de cárcel Gary Martin Davies, acusado de crueldad infantil por los comportamientos sádicos que tuvo con los hijos de su pareja. 

De acuerdo con la investigación en contra del hombre, de 37 años, los menores eran obligados a mendigar, a dormir sin cobijas en el suelo o en el baño, e incluso, los sometía a baños fríos con cubos de hielo. 

(Lea también: ‘Las palmadas afectan el cerebro de los niños’: Harvard).

El juez  del caso, Nicholas Barker, calificó de «grotescas» las acciones de Davies contra los niños y condenó que éste sintiera «placer sádico» al maltratarlos. 

“El grotesco maltrato es un catálogo de comportamientos sádicos», señaló Barker. 

Y añadió un listado de los terribles humillaciones de las que fueron víctimas los niños. 

(De interés: Correazos y castigo físico a menores quedan prohibidos en el país).

«Los hacías estar de pie contra una pared por hasta dos horas, un par de días a la semana. Los hiciste dormir en el piso del baño y si su madre quería cubrirlos con una toalla, pero tú la castigabas. Les hiciste tomar baños fríos y les agregaste cubitos de hielo», relató Barker durante el juicio. 

El indignante caso se dio a conocer, luego de que los profesores de los menores se dieran cuenta de la extraña actitud de los hermanos, específicamente, porque siempre parecían tener hambre. 

«En la última semana antes de que la policía y los servicios sociales se involucraran, se vieron privados de comida casi en su totalidad», contó Tim Evans, fiscal del caso. 

(Además: Una niña escapó de su casa por maltrato y pidió auxilio a la Policía).

De hecho, la situación tenía tan atemorizados a los pequeños que, al finalizar sus clases, no querían regresar a casa, por lo que decidieron contarle a sus profesores lo que sucedía al interior de su hogar. 

Evans también relató que, en ocasiones, «arrastraba a la niña al baño, maldecía a los niños y trataba de humillar al niño ridiculizándolo», pues según él, así los estaba «castigando adecuadamente», argumento bajo el cual justificaba sus acciones con la madre de los menores. 

Davies admitió los delitos y aseguró, por medio de su abogado, que «reconoce que su comportamiento fue inapropiado»

Pero el juez del caso no creyó en el «arrepentimiento» del acusado y aseguró que Davies era muy consciente del daño y temor que ocasionaba en los niños, quienes  sufrieron graves consecuencias psicológicas. 

(Siga leyendo: Padre, padrastro y abuelastro abusaron sexualmente de cuatro niñas).

“Es difícil ver que haya ofrecido un remordimiento genuino, dado que requirió que los niños fueran citados por la corte para que se pudiera probar su veracidad (…) Usted corre un riesgo significativo de causar daños graves a los miembros del público», concluyó el juez. 

Finalmente, el hombre fue condenado a cinco años y 11 meses de prisión, pero además, le impuso un período de licencia extendida, es decir, Davies corre el riesgo de estar en la cárcel por dos años más.

Tendencias EL TIEMPO

Más noticias

– Lo que se sabe de Jonnier, el niño que desapareció en Caquetá

– Hong Kong avala atar a niños hospitalizados por covid a la cama

– Trágicas muertes de niños y jóvenes que han conmovido al mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *