Biden y Johnson celebran alianza durante encuentro en Reino Unido

En su primer encuentro cara a cara, el presidente de EE. UU., Joe Biden, y el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, hicieron este jueves hincapié en la histórica alianza entre sus países, dejando de lado las tensiones que la aplicación del brexit (salida británica de la Unión Europea) provoca en Irlanda del Norte.

Este primer viaje internacional del presidente estadounidense busca marcar el “regreso” de EE. UU. al multilateralismo tras el mandato de Donald Trump, destacó Biden a su llegada al Reino Unido para una gira europea de ocho días que concluirá con un encuentro con el presidente ruso Vladimir Putin en Ginebra.

(Lea aquí: Covid: La UE se suma a investigar el origen de la pandemia)

Marcando la importancia de la relación con su aliado británico, Biden inició su visita reuniéndose con Johnson en Carbis Bay, ciudad del suroeste de Inglaterra donde participará en la cumbre del G7 desde este viernes hasta el domingo.

Los dos dirigentes firmaron una nueva “Carta del Atlántico”, concebida siguiendo el modelo de la acordada por sus predecesores Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill hace 80 años, pero teniendo en cuenta nuevas amenazas como los ciberataques y la crisis climática.

Las tensiones en torno a la aplicación del brexit en Irlanda del Norte amenazaban con empañar el encuentro. A Biden, muy orgulloso de su ascendencia irlandesa, le desagradan los intentos de Londres de incumplir los compromisos comerciales adquiridos con la Unión Europea (UE) en el denominado “protocolo norirlandés”. Este permite no tener que reimponer luego del brexit una frontera terrestre entre Irlanda del Norte y la vecina República de Irlanda, país miembro de la UE, pero dificulta el envío de mercancías a esa región británica desde el resto del Reino Unido.

El llamado Acuerdo del Viernes Santo de 1998, alcanzado con la participación del expresidente estadounidense Bill Clinton, puso fin a la violencia entre republicanos católicos y unionistas protestantes, que dejó unos 3.500 muertos en 30 años de conflicto. “Hay que proteger los progresos” registrados desde entonces, iba a decirle Biden a Johnson según un alto responsable estadounidense. Pero “la idea no es entrar en confrontación ni aparecer como un adversario, no ha venido a dar lecciones”, aseguró.

(En otras noticias: EE. UU. comprará 500 millones de vacunas de Pfizer para donarlas)

Quitándole hierro al asunto, Johnson afirmó que existe “un terreno de entendimiento total” entre EE. UU., el Reino Unido y la Unión Europea. “Todos queremos (…) preservar el Acuerdo del Viernes Santo y asegurarnos de que mantenemos el equilibrio del proceso de paz”, afirmó.

De otro lado, el Gobierno británico anunció este jueves que los líderes del G7 se comprometerán a distribuir mil millones de dosis de vacunas contra el covid-19 a los países pobres con el objetivo de “poner fin a la pandemia” en 2022.

Más noticias

Covid: La UE se suma a investigar el origen de la pandemia
EE. UU. presenta al G7 su nueva estrategia con Corea del Norte
El G7 respalda nuevas ayudas para países vulnerables ante la pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *