‘Me hice la muerta’: doloroso relato de mujer atacada con una ballesta

Laura Sugden, una ciudadana inglesa, decidió ‘romper su silencio’ sobre el doloroso ataque del que fue víctima con su prometido en el 2018. Ahora busca promover una regulación para la compra de ballestas, el arma con la que su vecino cometió un lamentable crimen.

(Además: Hombre que abofeteó al presidente Macron irá a la cárcel).

La mujer, de 25 años, contó detalladamente los hechos que sucedieron la noche del 12 de enero, mientras regresaba a su casa en el tranquilo pueblo de Southburn, East Yorkshire (Inglaterra), con su prometido, Shane Gilmer, de 30 años.

(Además: Requisitos para viajar a Europa: esto es lo que establece cada país).

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí)

En ese momento ella estaba embarazada y, además, estaba llevando a cabo los planes de su boda con Shane.

Ella le dijo a ‘The Sun’ que su vecino Anthony Lawrence, de 55 años, estaba “trastornado”, pues aseguró que le temía a sus extraños comportamientos, tanto así que Shane llamó a la policía en cuatro ocasiones y una vez, según Laura, el hombre los amenazó con un hacha.

(Le recomendamos: Hallazgo del cuerpo de una niña raptada por su padre conmociona España).

Como no tenían pruebas de lo sucedido, las autoridades no pudieron tomar medidas legales contra el agresivo vecino.

En ese sentido, Laura contó en su declaración ante el Tribunal Forense de Hull que, semanas después del incidente del hacha, Lawrence aprovechó que la pareja no estaba en la casa e irrumpió a través del desván, pues solo los separaba un muro de ladrillo. Una vez dentro de la propiedad esperó en un dormitorio hasta que ambos regresaran.

(Siga leyendo: Biden tendrá una cumbre con Merkel en la Casa Blanca).

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí)

Según la mujer, el vecino estaba molesto con ella y su prometido porque ganaron una queja que pusieron con la casera de Lawrence. Ellos le comentaron que habían percibido olor a cannabis de la casa y no querían compartir más cerca de él.

(Además: Biden y Johnson celebran alianza durante encuentro en Reino Unido).

La mujer les dio la razón con respecto a las actitudes extrañas y el supuesto negocio de microtráfico en su hogar, por ello se emitió una notificación de desalojo a Lawrence, quien no se lo tomó bien.

La trágica noche

“Cuando abrí la puerta del dormitorio la luz del baño brilló en la habitación y pude ver que era Tony y que tenía algo en la mano. Al principio pensé que era una pistola”, contó a ‘The Sun’.

Al intentar huir, el hombre la atacó y la hizo caer al suelo. En ese momento llegó Shane, quien intentó defenderla, pero recibió un disparo de la ballesta que tenía Lawrence.

)Además: En Rusia vecinos salvan a tres niños de un incendio de un tercer piso).

La flecha impactó en el brazo y lo perforó, luego continuó su camino hasta una costilla, terminó por afectar el hígado y el riñón antes de quedar incrustada en su columna vertebral.

Laura le dijo a Lawrence: “Eso lo va a matar”, él le respondió que sí y que haría lo mismo con ella. Pese a las constantes súplicas de la mujer por buscar compasión ante el agresor, él le disparó en dirección a su cabeza.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver el video aquí)

“La sangre me corría por la cara y me sentía mareada. Escuché a Shane gritar y lo miré. Estaba pálido y llorando”. Laura encontró la fuerza para levantarse y sacar la flecha de su cuello mientras el vecino desaparecía de la habitación, pues pensó que la había asesinado.

Aunque, al poco tiempo, él regresó, esta vez Laura luchó por salvar su vida. Se levantó y lo inmovilizó contra una pared, “por primera vez Tony tenía un destello de miedo en sus ojos. No creo que esperara que yo lo enfrentara”.

Entonces Lawrence empujó a Laura y salió corriendo de la habitación, el hombre se dio a la fuga. «Probablemente pensó que yo moriría poco después de que él se fuera», declaró Laura en la audiencia.

(Además: Las inaceptables prácticas de un soldado neonazi condenado a prisión).

Shane le dijo que buscara ayuda, «si no te vas y te mantienes a ti y al bebé a salvo, nunca te perdonaré».

Aquellas palabras siguen causando dolor a la joven. “Él estaba llorando y jadeando porque intentaba respirar. Me miró, me miró de verdad, como la mirada que te da alguien cuando se va a ir por mucho tiempo y luego me dijo ‘sé fuerte, te amo’».

Esas fueron las últimas palabras que Shane le dijo a Laura. Ella abandonó el lugar y llegó a la casa más cercana. Una vez allí pidió auxilio a la policía.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí)

Según la versión de Laura, las autoridades tardaron mucho en llegar, ella sostiene que si se hubiesen apresurado tal vez Shane seguiría con vida.

“Él era fuerte y estuvo vivo durante casi tres horas después de que le dispararan. Si hubiera tenido una transfusión de sangre antes, podría haber vivido”, sostuvo a ‘The Sun’.

(Además: Ministro de Exteriores británico pone de nuevo el Brexit sobre la mesa).

Los paramédicos los llevaron al hospital, pero Shane sufrió un paro cardíaco y murió cuando llegó a Hull Royal Infirmary.

La lucha de Laura

Después de sobrevivir a aquel momento traumático, Laura quería venganza contra Anthony Lawrence.

Sin embargo, dos días después del homicidio, encontraron el cuerpo del agresor. Según el reporte del forense murió por sobredósis, decretaron un suicidio como la causa del deceso.

(Además:

Cuando se le comunicó la noticia de la muerte de Lawrence, Laura aseguró sentirse “aliviada” y señaló: “Ojalá lo hubiera matado yo misma”.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí)

Respecto a las afirmaciones de Laura sobre una posible salvación para su prometido, la investigación forense dictaminó que las demoras en llevar a Shane al hospital eran «inevitables» debido a la ubicación remota de la casa.

También hubo un especialista en traumatología que declaró en la Corte y dijo que la víctima había sufrido “heridas devastadoras, sin una posibilidad certera de salvación”.

(Además: ¿Cuáles son las restricciones que hoy tiene el Reino Unido?).

Después de casi tres años de aquel suceso, Laura cuenta la historia desconsolada. Sin embargo no llora, asegura que se ha mantenido fuerte por su hija, quien también se considera sobreviviente a la traumática situación.

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí)

Aseguró que luego del incidente estaba tan asustada de dormir que pidió a los cirujanos que operaran sus heridas con anestesia local, pues no quería estar somnolienta por un medicamento más fuerte.

Contó que hubo momentos oscuros en los que consideró no seguir viviendo, pues “la muerte no era nada comparado con el dolor de perder a Shane”.

Sin embargo, Ella, la bebé que estuvo en el vientre de Laura aquella noche, se convirtió en su motivo para continuar.

(Además: Cadáver hallado podría ser una de las niñas desaparecidas en España).

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí)

“No importa lo mal que me sienta porque tengo que ayudarla. No sabía cómo iba a arreglármelas por mi cuenta, pero en el momento en que Ella nació y la vi, algo en mi corazón se curó. Solo verla me cambió, Ella se ve exactamente como su papá, tanto que a veces es doloroso mirarla”, comentó.

(Le puede interesar: Mensajes racistas en redes a la hija de Meghan y Harry).

Regulación de ballestas

Tras haber sentido la zozobra de la muerte en primera persona, Laura comenzó un proyecto de ley que busca regular la compra de ballestas.

Según el medio inglés ‘Hull Live’ un arma de este estilo tiene un costo de 150 libras esterlinas (poco más de 770.000 pesos colombianos).

(Además: Covid: La UE se suma a investigar el origen de la pandemia).

(¿Nos lee desde la app de EL TIEMPO? Puede ver la foto aquí).

Hace unos días dijo a ‘Daily Mail’ que “la campaña va muy bien. Este mes hablaré con el subsecretario del Interior, Nick Thomas-Symonds, con la esperanza de que impulse una reunión con Priti Patel, la secretaria del Interior del Reino Unido”.

(Le recomendamos: Hermanos asesinaron a un hombre atragantándolo con comida).

Laura sigue con su lucha y busca hacer justicia por su prometido y por más personas que hayan muerto a causa del mal uso de ballestas.

Tendencias EL TIEMPO

Más historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *