Cumbre Biden y Putin: así será el protocolo de seguridad en Ginebra

Las evidentes medidas de seguridad puestas en marcha en el parque La Grange, en Ginebra, rompieron el sigilo que se había mantenido respecto al lugar en donde se llevará a cabo la cumbre de los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin este miércoles.

Desde que se hizo el anuncio del encuentro empezaron las especulaciones acerca del sitio donde tendría lugar, pero se privilegiaba el Hotel Intercontinental, que ha sido sede de múltiples encuentros de alto nivel y donde se hospedará el presidente estadounidense.

Sin embargo, el pasado 8 de junio las autoridades ginebrinas cerraron al público este parque, el más grande de la ciudad, y ordenaron poner barricadas y alambre de púas a su alrededor. De igual manera, se hizo evidente en la zona la presencia de personal y vehículos de la policía y el ejército.

Finalmente, el pasado jueves, la Cancillería suiza anunció a través de su cuenta en Twitter que el encuentro tendrá lugar, efectivamente, en la construcción principal del parque, una mansión del siglo XVIII que alberga la colección Guillaume Favre, una biblioteca de más de 15.000 libros, y goza de una vista privilegiada sobre el lago Lemán.

(Le puede interesar: Las claves para seguir la cumbre en Ginebra entre Biden y Putin)

Putin y Biden

Putin, mandatario ruso, y Biden, presidente de EE. UU.

El presidente Biden aterrizó en Ginebra a las 4:23 p. m. de este martes. Por su parte, se estima que el presidente Putin llegue el miércoles sobre las 12:30. Se espera, además, que cada delegación esté compuesta por unas 800 personas y que unos 3.000 periodistas de todo el mundo estén presentes para cubrir el evento, cuya hora exacta aún no ha sido confirmada.

Biden se reunirá poco después de su llegada con el presidente de Suiza, Guy Parmelin, y con el canciller, Ignazio Cassis, quienes también tienen previsto un encuentro bilateral con Putin.

La ciudad está patas arriba

Normalmente, los poco más de 200.000 habitantes de esta comuna suiza apenas notan la presencia de altos funcionarios políticos y diplomáticos, bastante frecuente pues la ciudad es sede de varias de las organizaciones internacionales más importantes del mundo, como la OMS, la ACNUDH, la ACNUR y el CICR.

Sin embargo, ante la magnitud de la cumbre que se dispone a acoger, los residentes de la ciudad, y sobre todo de la zona, van a tener que enfrentar enormes restricciones, especialmente en materia de movilidad, ya que el transporte, público y privado, no podrá acceder a las cercanías del lugar del encuentro, ni a las avenidas que bordean el lago, ni al puente que comunica las dos riberas de la ciudad. Tampoco podrán circular embarcaciones.

El día de la cumbre, para poder ingresar a la zona será necesario presentar una prueba de residencia, como un recibo de un servicio público, o un certificado del empleador en el que se especifique que la persona no puede teletrabajar. Se espera que el transporte esté tan complicado que las autoridades pidieron a los ginebrinos no desplazarse en la ciudad ese día a menos que sea estrictamente necesario.

Una agenda tensa

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se encuentran en punto de extrema tensión. Se espera que asuntos como los ciberataques, Ucrania, Bielorrusia y la situación del opositor Alexéi Navalni estén en el orden del día.

Ambas delegaciones han informado que tienen poco optimismo con respecto a la reunión y han descartado la posibilidad de hacer una rueda de prensa conjunta al término de su encuentro.

CARMEN LUCÍA CASTAÑO
Para EL TIEMPO
Ginebra

Le puede interesar

– Estados Unidos presenta un plan nacional contra el terrorismo interno

 Joe Biden se pierde en una cafetería durante la cumbre del G7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *