Covid: Reino Unido dejará de exigir un test previo al viaje a los vacunados

El Reino Unido simplificará sus restricciones a la movilidad internacional y dejará de exigir un test de coronavirus previo al viaje hacia Inglaterra a las personas vacunadas procedentes de países de bajo riesgo, anunció este viernes el ministro de Transporte británico, Grant Shapps.

A partir del 4 de octubre, el semáforo de viajes que clasificaba a los países según tres categorías de riesgo quedará abolido y solo se mantendrá una lista de países en rojo, para los que las limitaciones continuarán siendo más elevadas. El Gobierno británico aspira con estas medidas a «reducir el coste de los viajes» al tiempo que continúa protegiendo la salud pública, afirmó Shapps.

(Le puede interesar: Johnson cesa al ministro de Exteriores y lo pone al frente de Justicia)

Boris Johnson

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson evaluará los cambios.

Los cambios que el Ejecutivo afectarán solo a Inglaterra, ya que las otras regiones británicas –Escocia, Gales e Irlanda del Norte– establecen sus propias reglas sobre viajes.

Los pasajeros procedentes de países en rojo están obligados a cumplir una cuarentena de 10 días en un hotel asignado por el Gobierno y hacerse con los gastos del alojamiento, así como test de covid antes y después de ingresar en Inglaterra.

(Lea aquí: En busca de oxígeno, el primer ministro británico remodela su gobierno)

Pruebas PCR serán sustituidas

También en octubre, aunque en una fecha posterior todavía por definir, la exigencia de someterse a una prueba PCR a los dos días de llegar a Inglaterra para los viajeros vacunados procedentes de países «seguros» se sustituirá por un examen de antígenos, más económico.

El Gobierno británico aspira con estas medidas a «reducir el coste de los viajes» al tiempo que continúa protegiendo la salud pública, afirmó Shapps.

Por el contrario, aquellos no vacunados continuarán teniendo que pasar un test en las 72 horas previas a su partida, dos pruebas PCR a los dos y ocho días de su llegada a Inglaterra, y guardar cuarentena durante diez días.

Estados europeos como España, Francia, Italia y Portugal, hasta ahora en la lista ámbar, pasarán a estar clasificados como países de bajo riesgo. Se mantendrá asimismo la cuarentena obligatoria para viajeros procedentes de territorios en la lista roja, que deberán alojarse diez días en un hotel designado por el Gobierno, una estancia con un coste de 2.285 libras por persona (2.675 euros).

Turquía, Egipto, Maldivas y Kenia, están entre los ocho países que saldrán de esa lista a partir del 22 de septiembre. Países latinoamericanos como Argentina, Chile, Brasil, Colombia y México continuarán por ahora en esa categoría roja

(Lea también: Boris Johnson, la historia detrás del primer ministro del Reino Unido)

Los viajeros que hayan estado en esos países durante los diez previos a su partida solo podrán entrar a Inglaterra si tienen nacionalidad británica o bien un permiso de residencia en el país.

El Gobierno británico ha recibido fuertes presiones de las aerolíneas para simplificar el actual sistema y eliminar las pruebas PCR a fin de reactivar al sector turístico, muy castigado por la pandemia.

EFE

Más noticias

 Reino Unido: ofertas laborales alcanzan récord por escasez de trabajadores
– Británicos descartan por ahora el pasaporte covid para entrar a eventos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *