Gasolina escasea en Inglaterra ante pánico de conductores

Representantes de asociaciones de médicos, profesores y otros trabajadores esenciales pidieron el martes al gobierno de Reino Unido que actúe para permitirles repostar tras varios días de escasez de gasolina provocada por las compras masivas de automovilistas inquietos ante la penuria.

(Además: Reino Unido entregará visas a extranjeros para cubrir 10.500 vacantes)

Numerosos conductores llevan días provocando enormes atascos en las
gasolineras, en lo que el gobierno a denunciado como un movimiento de pánico, después de que algunos distribuidores anunciaran cierres de surtidores por falta de camioneros para llevar el combustible desde las terminales de almacenamiento. La escasez de camioneros empezó hace meses, impulsada por la pandemia y el Brexit en Inglaterra.

El problema también afecta al abastecimiento de los supermercados, los establecimientos de comida rápida y los bares, entre otros, que informan de retrasos en las entregas y falta de algunos productos.

Las organizaciones de médicos, enfermeros y personal penitenciario reclaman que los trabajadores esenciales tengan acceso prioritario a las gasolineras.

«No podemos pasar dos o tres horas haciendo colas cuando tenemos pacientes que atender», declaró al canal SkyNews el vicepresidente de la Asociación Médica Británica, David Wrigley, pidiendo a las autoridades que tomaran medidas este mismo martes. «Si no tenemos combustible, esto afectará a nuestros pacientes», subrayó.

(Lea aquí: Los dolores de cabeza que le provocan a Boris Johnson la era ‘posbrexit’)

Por su parte, si el problema persiste algunas escuelas están considerando volver a la enseñanza a distancia, abandonada desde el levantamiento de las restricciones contra el covid-19. «Para muchos profesores, utilizar el transporte público simplemente no es una opción», afirmó Patrick Roach, secretario general del sindicato de profesores NASUWT, abogando también por que los maestros tengan acceso prioritario al suministro de combustible.

Si por el cierre de escuelas o retorno de las clases en línea, los alumnos se tienen que quedar de nuevo en casa, los padres deberían hacerlo también y buena parte de la economía, recientemente reactivada tras la pandemia, volvería a verse paralizada.

«Dejemos que los trabajadores esenciales reposten primero», titulaba el martes The Mirror, mientras que The Sun criticaba al ejecutivo de Boris Johnson por el «caos» y la «confusión».

Gestión del Brexit

El Gobierno debe «ponerse manos a la obra» ante la crisis de los carburantes y utilizar poderes de emergencia para designar ciertas estaciones de servicio para que sean utilizadas por los trabajadores en sectores claves, exigió Unison, gran organización que representa al sector público.

En respuesta a la crisis, el gobierno pidió el lunes por la noche al ejército que se mantenga preparado para intervenir «si fuera necesario para estabilizar el suministro de combustible». Anteriormente, ya había anunciado una relajación temporal de las normas de inmigración ‘posbrexit’ para atraer a más camioneros extranjeros.

Pero David Brown, presidente de la National Courier and Despatch Association, que representa a las empresas de reparto independientes, aseguró que no veía el alivio que esperaba tras varios días de tensión. «Mis conductores tienen problemas para encontrar combustible», dijo sobre su propia empresa de reparto, que ha tenido que rechazar algunos pedidos. «Mi flota es pequeña, es muy difícil predecir si podemos hacer los trajectos», agregó.

Sin embargo, el ministro de Transportes, Grant Shapps, se mostró tranquilizador y aseguró que las «compras por pánico» se estaban «moderando». «La gente ha respondido al llamamiento para repostar sólo cuando realmente necesita combustible y, en cualquier caso, sus depósitos están ahora más llenos», afirmó en un comunicado el lunes por la noche.

Pero para el diputado de la oposición laborista Nick Thomas-Symonds, la crisis del combustible se debe a la «total incompetencia» del gobierno y a su «gestión del Brexit«. Opinión que comparte Olaf Scholz, ministro de Finanzas de Alemania y posible próximo canciller: «Trabajamos duro para convencer a los británicos de que no dejaran la Unión Europea» pero «ahora que decidieron hacerlo, espero que puedan gestionar los problemas que se derivan», declaró a un periodista británico. AFP

Le puede interesar

– Colombia y Reino Unido se reúnen para hablar de cambio climático
– Crisis por los submarinos es una ‘señal de alerta’ para Europa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *