Hija del general Baduel dice que el régimen ‘asesinó’ a su padre

A las puertas de la morgue de Bello Monte, en Caracas, algunos de los hijos del general Raúl Isaías Baduel, quien murió en prisión, pidieron que el cuerpo de su padre no sea cremado porque esto evitaría una investigación sobre la verdadera causa de muerte del exministro de Hugo Chávez.

A propósito, Andreína Baduel, hija del exministro, acusó este miércoles al régimen chavista de «asesinar» a su padre mientras se encontraba en prisión.

«El régimen asesinó a mi amado y valiente papá Raúl Baduel. Recientemente tuvimos la fe de vida de él; es falso que tenía covid-19. Él nos reiteró, una y otra vez, que no se iba a prestar para bufonadas de la tiranía y que su único propósito era dejarnos un legado de dignidad y fe«, escribió Andreína Baduel en Twitter.

Nayesca Baduel

Nayesca Baduel porta este cartel en sus redes sociales para denunciar la muerte de su padre.

Foto:

Tomada de Twitter: @nayabaduel

Según el abogado de la familia, el exministro «venía quejándose» de «muchas consecuencias de ese encierro injusto, de ese aislamiento y tortura blanca dentro de ‘La Tumba’ durante tanto tiempo».

Por su parte, Nayeska Baduel aseguró que su padre no murió por complicaciones asociadas al covid-19, tal como dijo el fiscal general Tarek William Saab. Ella vio al general hace una semana y no padecía ningún síntoma del virus, por el contrario, se quejaba por dolencias postoperatorias. En diciembre fue operado para extraerle una hernia inguinal.

«No vamos a permitir que el cuerpo de mi papá sea en este momento cremado» dijo a las afueras de la morgue.

Por su parte, el abogado de la familia Baduel, Omar Mora Tosta, declaró al canal en línea VPI que la causa de la muerte debe investigarse y que la familia está solicitando que les sea entregado el cuerpo.

Preocupación por los presos

Las Naciones Unidas a través de Twitter se pronunció al respecto.

«Lamentamos profundamente la muerte en detención de Raúl Baduel. Llamamos a Venezuela que garantice una investigación independiente».

Varias ONG y sociedad civil han mostrado la preocupación por el futuro de otros presos políticos, como es el caso del mayor general Miguel Rodríguez Torres, quien se desempeñó como ministro de Interior y Justicia y está preso desde 2018 señalo por el chavismo de «atentar contra la patria».

En septiembre de 2020, la ONG Justicia Venezolana, alertó que 35 presos políticos militares corrían riesgos en las cárceles por severas complicaciones médicas. Denunciaron también el retardo procesal de hasta tres años para la celebración de audiencias preliminares, como ocurrió en el caso Rodríguez Torres.

ANA RODRÍGUEZ BRAZÓN
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS
*Con información de Efe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *