Extradición de Saab a EE. UU., un fuerte golpe para el chavismo

Que el empresario colombiano Álex Saab se encuentre en manos de la justicia de EE. UU. es una noticia aún difícil de digerir para el chavismo, pero también para el círculo de poder concentrado entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa, Cilia Flores.

(Lea también: Saab dice, en una carta, que no tiene ‘nada que colaborar con EE. UU.’

EE. UU. le había dado un primer golpe al régimen al encarcelar a los sobrinos de la primera dama en 2015 y condenarlos a 18 años de prisión por narcotráfico. Y proporcionó el segundo, el sábado, con la extradición desde Cabo Verde de Saab, supuesto testaferro de Maduro y quien comparecerá este lunes a su primera audiencia ante la justicia estadounidense, para responder por acusaciones de lavado de activos.

Hasta este domingo no había trascendido información oficial alguna de dónde está detenido Saab, que estuvo en prisión por más de un año en Cabo Verde en virtud de una orden de captura emitida a través de Interpol por EE. UU.

Fuentes confirmaron a EL TIEMPO que desde la mañana del sábado se esperaba la extradición de Saab de Cabo Verde, pero aún había dudas de si sería un hecho, por lo que la maniobra sorprendió al chavismo.

(Además: La defensa de Álex Saab considera ‘ilegal’ su extradición a Estados Unidos)

Este no contaba con que un día antes de iniciar la cuarta reunión del diálogo con la oposición en México, EE. UU. les diera un golpe tan fuerte, especialmente cuando la administración de Joe Biden se ha mantenido menos agitada con respecto al caso venezolano e incluso ha auspiciado las conversaciones con la oposición.

Para el politólogo Fernando Spirito, el hecho de que Saab tenga tantos datos financieros sobre quienes están en el poder en Venezuela, convierte esta operación en un golpe político “muy fuerte” y “grave” para el chavismo. Asimismo, el analista afirma que es un acercamiento más de EE. UU. hacia Maduro y su esposa.

Álex Saab en Estados Unidos

En la imagen, Saab ya luce con su ropa de prisionero en Estados Unidos luego de los primeros trámites a los que fue sometido tras su extradición.

Foto:

Marshals Service – Estados Unidos

El experto recuerda que ambos ya “están en la mira de la justicia estadounidense” y subraya que no se va a construir un caso nuevo sobre ellos, sino que al expediente que exista se le sumarían cargos. “Será ‘el efecto Saab’ ”, agrega el también profesor universitario.

El gobierno de Venezuela luchó de forma incansable por la liberación de Saab, que denunció “malos tratos y tortura” durante su detención en Cabo Verde, y convocó este domingo a una marcha en la Plaza Bolívar, en el centro de Caracas (ver nota anexa), para pedir la liberación del empresario colombiano.

“Alex Saab, secuestrado por el imperio”, decían panfletos acompañados por una foto del colombiano.

“Nunca antes el chavismo hizo tanto por alguien”, explicó a la AFP Roberto Deniz, periodista del sitio web Armando.info, que ha escrito exhaustivamente sobre el caso Saab y sobre quien pesa una orden de captura en Venezuela por “instigación al odio”.

Y es que además de pelear judicialmente en Cabo Verde, el Gobierno de Maduro le dio al empresario colombiano la nacionalidad venezolana, alegó que cuando fue detenido viajaba a Irán para cumplir una misión oficial y tenía inmunidad diplomática, y lo convirtió recientemente en representante en ausencia en el diálogo con la oposición en México.

Por eso, los analistas coinciden en que la información que maneja Saab sin duda es una caja negra, pero lo que sí se sabe es que hay una relación muy estrecha con el régimen venezolano, que le facilitó documentación diplomática.

Nunca antes el chavismo hizo tanto por alguien

De ahí vendría el temor del chavismo de esta extradición. “Quiere decir que hay algo no muy transparente”, le asegura a este diario la consultora Mayra Contreras.

(Le puede interesar: La disputa por el pequeño hijo colombiano de Álex Saab que viajó a Moscú

La primera reacción del oficialismo a la extradición de Saab el sábado fue levantarse de la mesa de diálogo que se desarrollaba con la oposición en México. Ya habían atentado contra ella en la cita pasada cuando por declaraciones de Noruega (país mediador en el proceso) en la ONU, la delegación casi se va de la negociación. Regresaron porque hicieron que les pidieran disculpas.

Ahora dijeron que no volverán y calificaron la extradición del empresario colombiano como un “secuestro” por parte de EE. UU., en complicidad con Cabo Verde.

Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Según expertos, la actitud del régimen venezolano muestra la poca importancia que la delegación que representa a Maduro, encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, les da a los temas de la agenda de negociación que buscaban lograr atención humanitaria para los venezolanos. Contreras insiste en que patear la mesa lo que demuestra es que no se les da prioridad a los que verdaderamente sufren.

De hecho, el opositor venezolano Juan Guaidó tachó el sábado en la noche de irresponsable la suspensión del diálogo. “Con la irresponsable suspensión de su asistencia a México, evaden de nuevo la atención urgente al país, que hoy sufre con 76, 6 por ciento de pobreza extrema”, dijo Guaidó en Twitter.

Además, indicó que las “soluciones que necesita Venezuela son urgentes y ningún interés debe anteponerse a la emergencia”.

Y desde México, la delegación de la Plataforma Unitaria, que representa a la oposición pidió este domingo reanudar las sesiones porque “ninguna persona es más importante que el pueblo venezolano”, dijo Gerardo Blyde, delegado de los opositores.

Blyde exhortó a la contraparte a sentarse otra vez porque se requieren “acuerdos necesarios” y ellos están dispuestos a seguir. Esperarán que el chavismo vuelva a México “para darle al país soluciones”.

Para el profesor Spirito, no solo lo que Saab diga ante la Justicia de EE. UU. será importante, sino también la narrativa que logre construir la oposición sobre los diálogos, y puede que ya haya empezado a hacerlo al decir que ninguna persona es más importante que la población entera.

Sin embargo, Spirito cree que el oficialismo no tiene mucho que perder si no regresa a la mesa de diálogo porque ya había logrado bastante. Según el experto, el régimen de Maduro obtuvo legitimidad, sentó a la oposición para las conversaciones y demostró control, además de llevar a los opositores a las elecciones. “Ellos (el chavismo) tienen una piel de cocodrilo que resiste mucho. No los afectará al menos en el mediano plazo”, sentenció el politólogo.

Además, el régimen venezolano sabe que el levantamiento de las sanciones, que era su principal y más fuerte petición, no depende de una mesa de diálogo con la oposición sino de la decisión que en última instancia tome EE. UU.

En todo caso, el Gobierno de Noruega prometió este domingo “seguir trabajando” para reanudar las conversaciones y para que “las partes continúen, lo antes posible, su importante esfuerzo en la mesa de negociación para una solución política e inclusiva por el bien del pueblo venezolano”.

ANA RODRÍGUEZ BRAZÓN
Corresponsal de EL TIEMPO 
CARACAS 

Le puede interesar: 

– Chavismo se levanta de la mesa de diálogo por extradición de Saab
– Alex Saab afirma que no traicionará a Nicolás Maduro ni al chavismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *