Informe advierte de fracaso del mecanismo Covax

El mundo fracasó en su intento de unirse para vacunar a la población. La idea de ofrecer un acceso justo a todos los países se ha quedado en un sueño. Los ricos no han sido solidarios con los pobres, y las organizaciones han sido incapaces de gestionar los repartos de dosis.

(Le puede interesar: La OMS pide que moratoria a las vacunas de refuerzo se extienda a diciembre)

Covax, esa iniciativa ideal que abría la puerta de las vacunas al mundo, ha proporcionado solo el 5 por ciento del total y ya admitió que no llegará a las 2.000 millones que se había trazado como objetivo para 2021. Mientras tanto, el 98 por ciento de la población de los países con bajos recursos continúa sin recibirla.

(Lea también: Covax prevé vacunar al 20 % de la población de países pobres en 2021

Estas son algunas de las conclusiones de una investigación realizada por The Bureau of Investigative Journalism (TBIJ) y el portal de noticias STAT, que hablaron con personas de una docena de países y analizaron documentos, como el reciente reporte elaborado por los consejeros Dalberg, bajo encargo de la organización Acelerador del Acceso a las Herramientas contra el covid-19 (ACT-A).

No creo que la donación sea la forma adecuada de abordar una crisis sanitaria como esta

Covax nació como parte de ACT-A y, tras 18 meses de funcionamiento de la plataforma, los países del sur siguen luchando contra olas terribles de coronavirus y continúan miles de millones de personas sin vacunar.

No se ha cumplido el objetivo de esa supuesta gran alianza solidaria del mundo, y los pobres permanecen pendientes de que los ricos les brinden su apoyo. Estos, mientras tanto, almacenan vacunas y se desprenden de algunas como actos de misericordia.

Covax ha enviado dosis a 144 países. Sin embargo, algunos han recibido menos de la mitad de lo que se les había prometido.

(Le puede interesar: Venezuela recibe el primer lote de vacunas del mecanismo Covax

Ante la situación de la India, invadida por el virus, en mayo de 2021 Covax suplicó a los países con dosis sobrantes que donaran las que no necesitaban. Según sus cálculos, serían entre 1.000 y 5.000 millones, la mayoría en Norteamérica y la Unión Europea.

La respuesta ha sido lenta. Canadá, por ejemplo, tenía vacunas suficientes para cinco veces su población y, a pesar de ello, empezó a enviar sus dosis en septiembre (todas a Nigeria). Estados Unidos prometió 200 millones para finales de año, pero por ahora no ha cumplido.

Vacunación en Colombia

El mecanismo Covax ha enviado dosis a 144 países, entre ellos Colombia.

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / ETCE

El informe de TBIJ y STAT denuncia que de los 785 millones de dosis que los países ricos habían prometido donar, solo ha llegado el 18 por ciento (cifra de Our World in Data).

Y, al mismo tiempo, varias naciones pudientes, como Reino Unido, se han beneficiado de Covax. Recibió 530 mil dosis en junio. “En el mismo periodo, todo el continente africano recibió solo el cuádruplo de esa cantidad”, según el informe.

A principios de octubre, Covax había percibido 330 de los 2.000 millones de dosis previstas: el 40 por ciento provenía de donaciones. “No creo que la donación sea la forma adecuada de abordar una crisis sanitaria como esta”, dijo a TBIJ Seth Berkley, consejero delegado de la Alianza para la Vacunación (GAVI). “Lo que necesitamos es firmar esos contratos, y asegurarnos de que los fabricantes cumplirán los plazos”.

Retrasos en los repartos de vacunas

Las dosis de las vacunas se han repartido con retrasos o con poca antelación. De hecho, algunos gobiernos tuvieron que devolver o desechar dosis por no poder aplicarlas a tiempo. Las regiones que contaban con recursos intentaron cerrar acuerdos con los fabricantes, pero otros países con mayor capacidad se les habían adelantado. Todo esto creó caos en las campañas de vacunación locales.

Covax se defiende. Explica que sus cálculos dependen de la información que ofrecen los fabricantes y que los retrasos se deben a que los laboratorios se han demorado en las entregas. Los culpa, además, de la escasez de los productos. Por eso les pide a ellos y a las autoridades que den prioridad a Covax para facilitarle los repartos en los países más necesitados.

Hasta ahora ha suministrado cerca de 330 millones de vacunas y aspira a sumar 1.100 millones más en los próximos tres meses.

Una investigación científica de Airfinity demostró que más de 100 millones de vacunas de países del G-7 y la Unión Europea (UE) expirarán a finales del año y tienen que ser distribuidas inmediatamente. Covax aseguró que está trabajando para que no se desperdicien y que busca países con capacidad de absorber entregas rápidas.

A Covax también se le acusa de haber marginado organizaciones de los países más pobres en las sesiones de alto nivel y de no contar con suficientes representantes de la industria.

La plataforma asegura que siempre tiene en cuenta los aportes de la sociedad civil y que mantiene reuniones periódicas con personas de más de un centenar de organizaciones.

Estos son algunos de los problemas de la estrategia mundial de vacunación, que se basó en dos elementos que parecían sencillos: voluntad política y financiación del sector público. Han faltado ambos.

Ante tal panorama, es oportuno recordar que, como dice Antoni Trilla, jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, “no estaremos seguros hasta que todos estemos seguros”.

JUANITA SAMPER OSPINA 
Corresponsal de EL TIEMPO 
MADRID

Le puede interesar:

– Covax recibirá 110 millones de dosis de dos vacunas anticovid chinas
– OMS pide unificar criterios de reconocimiento de vacunas para viajeros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *