Presencia rusa en Venezuela se extiende hasta frontera colombiana

La presencia rusa en Venezuela no es nueva, ni mucho menos la cubana o la iraní. Sin embargo, las declaraciones del viceministro de Asuntos Exteriores de Vladimir Putin, Sergei Ryabkov, en las que asoma un posible despliegue militar en el país suramericano, han encendido las alertas.

(Puede leer: Rusia contempla enviar tropas a Cuba y Venezuela ante tensión con Occidente)

Ryabok ha dicho que si aumentan las tensiones con Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán), su país enviaría las tropas no solo a Venezuela sino a Cuba también, desatando molestia en Caracas y Washington, pero aplausos desde la administración de Nicolás Maduro.

El ministro de la Defensa venezolano, general en jefe Vladimir Padrino López, ha sido enfático a través de su cuenta en Twitter, en la que escribió : “Rusia asoma la posibilidad de profundizar las relaciones de cooperación militar de nuestras naciones, las cuales ya existen”.

Y esa existencia se remonta al menos a 2019. Así lo recuerda Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre Segura (SFS, por sus siglas en inglés).

Humire trae a colación cuando en marzo de ese año el comandante de las fuerzas
terrestres rusas, el general Vasilii Petrovich Tonkoshkurov, se trasladó a Venezuela para comenzar la llamada ‘estrategia de Siria’, la cual consistió en mantener en el poder a Bashar Al Assad a través del poder militar.

(Le puede interesar: Venezuela denuncia un sabotaje contra una conducción de petróleo)

Humire también ha señalado que los activos militares rusos están en la frontera con Colombia con radares móviles p18, con unidades de reconocimiento de radio.

“Así que no se deje engañar por la exageración de que Rusia está considerando enviar activos militares a Cuba y Venezuela. Han estado haciendo esto durante años”, insiste Humire, también analista de redes de amenazas transregionales en América Latina y Oriente Medio.

En EE. UU. se han calificados las declaraciones del ministro ruso como una ‘fanfarronada’ y la Otán cree que el envío de tropas es preocupante. Por su parte, Juan Guaidó, desde Caracas, ha rechazado las intenciones del gobierno de Putin y ha exigido a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) “responder” ante la tentativa rusa.

(Siga leyendo: Venezuela: lo que depara el escenario político para el 2022)

Pero, Padrino López asegura que la oposición a la cual denomina “vil vocería de la antipatria” no puede hablar de soberanía cuando ha solicitado, según él, la intervención militar y sanciones en contra del país.

Equipos rusos en Venezuela

Las relaciones entre Rusia y Venezuela no son nuevas, desde Hugo Chávez ya existían y se han mantenido hasta hoy. Una de las últimas noticias antes de finalizar el 2021 fue sobre el avance de la construcción en el país de la fábrica de fusiles Kalashnikov, que se espera esté lista para mediados de 2022, un contrato que fue firmado en 2001.

Raúl Ochoa Cuenca, abogado y analista, además cree que en Cuba y Nicaragua también operan los rusos. En el caso venezolano desde Caracas se compraron equipos y desde entonces las fuerzas rusas “con el pretexto” de hacer mantenimiento están en el territorio.

En el país hay aviones de guerra Sukhoi-30 y tanques de guerra T-72B1-V, que sumarían unas 250 unidades además de baterías S-300, explica Ochoa Cuenca, contabilizando además lanzadores de misiles, un sistema de radar y un centro de comando automatizado.

“Lo que nos dice que en Venezuela están centenares de militares. Lo que no se sabe es cuántos están empeñados en el mantenimiento y cuántos en labores de espionaje”, dice a EL TIEMPO el jurista.

Aunque EE. UU. cree que las declaraciones rusas son una “fanfarronada”, para el analista no deberían tomarse a la ligera, más cuando Colombia es el único país de América Latina miembro asociado de la Otán, “lo que implica que cualquier ataque a Colombia sería visto como una invitación a expandir el conflicto de regional a un conflicto prácticamente universal”.

Rusia y Venezuela mantienen estrechos lazos de cooperación en diferentes áreas, no solo de armamento. Una ruta comercial fue abierta entre Caracas y Moscú a través de la aerolínea estatal Conviasa. Ciudadanos rusos vienen a vacacionar a destinos como la isla de Margarita o Canaima.

ANA RODRÍGUEZ BRAZÓN
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS
@anarodriguez_b

Más noticias

‘Mi hermano está en peligro’: familiares del director de Fundaredes

Venezuela: ¿triunfo en Barinas despejaría el camino para unidad opositora?

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *