Clark Olofsson: el criminal que inspiró el ‘síndrome de Estocolmo’

¿Puede un joven carismático y encantador hacerle olvidar que es un criminal? ¿Se atrevería a defenderlo ante las autoridades? Pues esto sucedió en la capital de Suecia en 1973, cuando los rehenes de un asalto de varios días a un banco le pidieron a las autoridades que no lastimaran a los artífices del robo.

Este 5 de mayo se estrenó en Netflix una serie de seis episodios sobre el criminal más famoso de Suecia: Clark Olafsson. Su expediente criminal incluía agresión, tráfico de drogas, asaltos e incluso intento de asesinato. Pero su avasalladora personalidad lo elevó a un estatus de celebridad en los países nórdicos.

Delinquía desde su adolescencia

La serie, basada en la autobiografía publicada por Olofsson, sigue la historia del delincuente desde que, como joven adolescente en la década de los 60, escapa de su casa para unirse a una academia de marineros.

(Puede interesarle: El ermitaño que lleva 40 años viviendo en un bosque apartado del mundo).

A medida que aprendía a desenvolverse en diversas partes del mundo, también se empezó a involucrar con actos criminales. Así que, aún como menor de edad, fue detenido y llevado a una correccional de menores de la que también se fugó junto a compañeros de la institución. Con estos jóvenes decidió robarle al primer ministro sueco de entonces, Tage Erlander.

[embedded content]

(¿Nos visita desde el app EL TIEMPO? Puede encontrar el video aqui).

Olofsson cada vez se volvía más sofisticado en su repertorio criminal y el 4 de febrero de 1966 agredió a agentes de policía. Esto lo llevó a recibir su tercera sentencia y la primera que habría de pagar en una prisión para adultos. A finales del año, el sueco logró fugarse de este encierro en la prisión de Tidaholm.

(Siga leyendo: Las mejores ciudades del mundo, según ‘The Telegraph Travel’).

La serie de Netflix, protagonizada por Bill Skarsgard, se enfoca en mostrar lo encantador que era Olofsson, a pesar de ser un criminal buscado en diversos países del norte de Europa como Dinamarca y Bélgica. Según los tráilers de la serie, esta se basa en las ‘verdades y mentiras’ de la vida real de este criminal.

El robo del banco Kreditbanken y los rehenes cautivados

El punto más álgido de la historia que adaptó la plataforma de streaming llega cuando, el 23 de agosto de 1973, Jan-Erik Olsson decide asaltar el Kreditbanken de Norrmalmstorg y tomar como rehenes a las personas que se encontraban en el banco.

Mientras estaba en negociaciones con la policía, Jan-Erik Olsson hizo una extraña petición: que permitieran que el perseguido criminal, Clark Olofsson, lo acompañara en el banco. Durante seis días los delincuentes permanecieron junto a los rehenes antes de liberarlos.

Pero la sorpresa de las autoridades fue que los clientes del banco pidieron que no lastimaran a los captores y tampoco quisieron colaborar en el proceso judicial en contra Olsson y Olofsson. En medio de las investigaciones, el psiquiatra Nils Bejerot acuñó el término de ‘síndrome de Estocolmo’, tras diversas entrevistas con Clark Olofsson.

Sindrome de Estocolmo

En los seis episodios se exploran los diversos crímenes que cometió Olofsson.

Foto:

Fragmento de la serie de Netflix

Este fenómeno psicológico explica que personas que han sido secuestradas o retenidas empiezan a sentir empatía por su captor, o captores. Incluso, presentan mayor disposición y agrado por delincuentes que por las autoridades.

(Antes de irse: Segunda Guerra Mundial: así fue el último mensaje del ejército alemán).

Una escena en la nueva serie de Netflix titulada ‘Clark’ muestra al cautivador Olofsson reclamando que nunca debieron llamarlo ‘síndrome de Estocolmo’, sino bautizarlo con el nombre de la persona que despertó estos sentimientos: ‘síndrome de Olofsson’.

Al encantador hombre le llegó la hora y permaneció en distintas prisiones europeas hasta el 2018, una vez finalizaron sus condenas. Hoy en día lleva el nombre de Daniel Demuynck, un alias que utilizó durante sus años como criminal para eludir a la justicia.

Otras noticias

Las ‘islas de energía’ que proyecta Dinamarca para producir electricidad

Cómo son los misiles hipersónicos, presentes en la guerra Rusia-Ucrania

En una montaña y a 2.743 metros: así es la casa más solitaria del mundo

El tenista del ‘saque supersónico’ que terminó condenado por estafa

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.