Suecia concluye que posible adhesión a la Otán ‘mejoraría su seguridad’

Un informe oficial sueco sobre las ventajas de una adhesión a la Otán allanó el camino este viernes para una candidatura del país nórdico, que puede concretarse en cuestión de días, al igual que la de Finlandia.

El informe, consensuado por el Gobierno socialdemócrata sueco y la mayoría de fuerzas parlamentarias, concluyó que un hipotético ingreso en la Otán mejoraría la seguridad de Suecia y su entorno y tendría un efecto disuasorio sobre posibles conflictos bélicos en el norte de Europa.

(Lea también: ¿Es probable una invasión rusa a Finlandia por adhesión a la Otán?)

El texto, que analiza la nueva situación generada por la guerra en Ucrania pero no toma postura sobre la adhesión, fue presentado un día después de que el presidente y la primera ministra finlandeses decidieran apoyar la entrada de su país a la Otán y ante un fin de semana en el que se espera que Suecia dé un paso similar.

El documento considera que la condición de Suecia como país aliado de la Alianza no le da garantías de ayuda en caso de ataque, ya que el artículo 5 sobre defensa colectiva solo afecta a países miembros.

Ni tampoco ve margen para reforzar la cooperación con la Alianza ni cree realista pensar en profundizar alianzas bilaterales fuera de ella por falta de voluntad política para crear una defensa colectiva dentro de la Unión Europea (UE).

Permanecer fuera de la Otán exigiría además un gasto en defensa superior al de los miembros de la Alianza.

(Lea también: Zelenski: propone reunirse con Putin y dice que Ucrania quiere la paz)

Finlandia y Suecia

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson (I), y su homóloga finlandesa Sanna Marin.

Foto:

EFE/EPA/PAUL WENNERHOLM

Aunque Moscú amenazó a Finlandia y Suecia con «consecuencias» en caso de adhesión, el informe considera muy improbable un ataque armado, pero reconoce que «no se pueden descartar» las «provocaciones» y las «represalias» rusas.

También resalta que Suecia podría sufrir ataques cibernéticos o provocaciones como violaciones de su espacio aéreo o sus aguas por Rusia, sobre todo en el período de transición hasta que todos los países miembros ratifiquen una hipotética solicitud sueca, reconoce el informe.

«La principal consecuencia de una eventual entrada en la Otán sería que Suecia formaría parte de su seguridad colectiva«, dijo en rueda de prensa la ministra de Exteriores, Ann Linde, quien admitió la influencia de la decisión finlandesa para su país.

Críticas de ecologistas y socialistas

Las conclusiones del informe resultan del consenso entre seis de las ocho fuerzas parlamentarias, salvo los ecologistas y el Partido de Izquierda Socialista, que no obstante están de acuerdo con el resto en la condena a la intervención militar rusa en Ucrania.

«Creo que falta un análisis de los riesgos que supone el ingreso de Suecia. Sería el mayor cambio en la política de seguridad sueca en mucho tiempo. La no alineación ha sido muy importante y ha servido a Suecia muchos años», señaló durante la presentación Håkan Svenneling, portavoz socialista.

Los socialistas fueron quienes propusieron hace unas semanas convocar un referendo sobre el ingreso, posibilidad rechazada por el Gobierno al considerar el tema demasiado complejo.

(Además: Rusia: ¿Quién es Dimitry Kovalev, el posible sucesor de Vladimir Putin?)

Creo que falta un análisis de los riesgos que supone el ingreso de Suecia. Sería el mayor cambio en la política de seguridad sueca en mucho tiempo

Ambos partidos, aliados externos del Gobierno, criticaron también la rapidez con que se ha desarrollado el proceso, en el que se han ido acortando los plazos de forma sensible y en el que Suecia dio un giro hace mes y medio, empujada por la celeridad con que ha actuado la vecina Finlandia.

El Partido Socialdemócrata, que encabeza un Gobierno en solitario en minoría, aprobó en su último congreso en noviembre mantener la no alineación sueca, que ha sido una seña de identidad de su política durante décadas.

Antes de la guerra en Ucrania, el debate en Finlandia y Suecia sobre su adhesión a la Otán estaba estancado. 

De hecho, a principios de marzo, poco después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, la primera ministra, Magdalena Andersson, sostenía aún que la entrada en la Alianza empeoraría la seguridad en la zona.

(Puede leer: Finlandia espera una adhesión rápida a la Otán, y Rusia amenaza represalias)

Pero todo cambió con la invasión rusa. Ambos países buscan ahora una mejor protección militar. 

La mitad de los suecos están a favor de la adhesión, según las últimas encuestas. Y dos tercios serían favorables si Finlandia se une también. Más de tres cuartos de los finlandeses quieren contar con la protección de la Otán.

La posible adhesión a la Otán

Linde y su colega finlandés participarán este fin de semana en Berlín en una reunión informal de ministros de Exteriores de la Otán

Los socialdemócratas convocaron para el domingo una reunión extraordinaria de su cúpula con la que culmina el proceso de discusión interna y al término de la que harán pública su postura sobre la Alianza, que se prevé favorable al ingreso.

Varias federaciones socialdemócratas han criticado la falta de debate y mantienen su oposición a entrar en la Otán, pero voces de peso han defendido públicamente el ingreso y el resultado parece cantado.

El Parlamento acogerá el lunes un debate especial con motivo del nuevo informe sobre seguridad, en el que participará la propia Andersson y al que podría seguir una reunión extraordinaria del Gobierno y el anuncio del envío de una solicitud formal de ingreso, un día antes de que presidente finlandés, Sauli Niinistö, llegue a Suecia en visita oficial.

(Además: Ucrania: más de seis millones de refugiados por la guerra, según la ONU)

Putin analiza consecuencias de posible adhesión

Putin

Vladimir Putin en comparecencia ante el parlamento ruso.

Foto:

Alexandr Demyanchuk / SPUTNIK / AFP

Moscú, por su parte, amenazó este jueves con medidas «militares y técnicas» en caso de adhesión de Finlandia.

El Consejo de Seguridad de Rusia, un órgano presidido por el presidente Vladimir Putin, discutió las probables candidaturas sueca y finlandesa y «las posibles amenazas a la seguridad de Rusia derivadas de ellas», según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Ver a los dos países hasta ahora no alineados unirse a la Otán, y en particular Finlandia con su frontera de 1.300 kilómetros con Rusia, sería un revés estratégico y simbólico para Moscú, según analistas occidentales.

En cuanto a las represalias rusas, «es casi seguro que tendremos ataques híbridos, como ciberataques», dijo Robert Dalsjö, investigador del Instituto Sueco de Investigación de Defensa (FOI).

«Pero están ocupados con Ucrania (…) Así que dudo mucho que vengan aquí a matar a alguien».

Biden respalda posible adhesión

Además, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló este viernes con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, durante poco más de media hora, dijo la Casa Blanca.

El presidente finlandés dijo en Twitter que había «explicado los próximos pasos de Finlandia para unirse» a la organización de defensa transatlántica y agregó que su país estaba «profundamente agradecido con Estados Unidos por su necesario apoyo».

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, reiteró además que Washington apoyaría una solicitud de membresía de Suecia y Finlandia.

«Incluso sin que sean miembros de la Otán, nuestros ejércitos han estado trabajando juntos durante años. Estamos seguros de encontrar formas (…) de abordar cualquier inquietud que estos dos países puedan tener» en el período anterior a la admisión oficial, señaló la vocera de la presidencia estadounidense.

AFP Y EFE

Más noticias

Finlandia pide ingreso a la Otán, luego de 80 años de neutralidad

Este es el proceso que debe seguir un país para entrar en la Otán

Putin quiere extender guerra a Transnistria, según el Pentágono

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.