Cuba, Venezuela y Rusia denuncian golpe de estado tras renuncia de Evo

Evo Morales confirmó este domingo que renuncia a la Presidencia después de casi 14 años en el poder, en un vídeo desde algún lugar indeterminado, tras haber dimitido en cascada la mayoría de su Gobierno, ante la oleada de protestas de las últimas semanas tras las acusaciones de fraude en los comicios del pasado 20 de octubre.

Tras este anuncio, varios países, en especial aliados políticos del gobierno de Morales, denunciaron un ‘golpe de Estado’ en Bolivia.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, expresó su «enérgica» condena al «golpe de estado» en Bolivia y expresó su solidaridad con el gobernante del país suramericano, Evo Morales, quien anunció este domingo su dimisión a la Presidencia después de casi 14 años en el poder.

Díaz-Canel afirmó que «la derecha con violento y cobarde golpe de estado atenta contra la democracia en #Bolivia», en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter. «Nuestra enérgica condena al golpe de estado y nuestra solidaridad con el hermano Pdte @evoespueblo», escribió el mandatario cubano en el mismo tuit.

Además afirmó que «el mundo se debe movilizar por la vida y la libertad de Evo» seguido de las etiquetas #EvoNoEstasSolo #SomosCuba.

(Le puede interesar: Las 10 horas que precipitaron la caída de Evo Morales)

Horas antes del anuncio de la dimisión de Evo Morales, ya el presidente de Cuba había denunciado «la estrategia golpista opositora» subrayando que había desatado en #Bolivia «la violencia, que ha costado muertes, cientos de heridos y expresiones condenables de racismo hacia los pueblos originarios».

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, condenó «categóricamente» lo que denunció como un «golpe de Estado» en Bolivia, después de que Evo Morales anunciara este domingo su renuncia luego de tres semanas de protestas contra su cuestionada reelección.

«Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente @evoespueblo. Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo», escribió Maduro en la red social Twitter.

Por su parte, Rusia denunció este lunes una ola de violencia orquestada por la oposición boliviana para forzar al presidente Evo Morales a renunciar al cargo, una situación que según Moscú recuerda a «un golpe de Estado».

(En contexto: Evo Morales, un ‘zorro político’ víctima de su ambición)

«Una ola de violencia provocada por la oposición ha impedido a Evo Morales terminar su mandato presidencial», indicó el ministerio ruso de Relaciones Exteriores, estimando que el gobierno boliviano «quería una solución basándose en el diálogo político pero finalmente los acontecimientos recuerdan a un golpe de Estado».

El ministerio ruso pidió a todas las fuerzas políticas bolivianas que encuentren «una vía constitucional para salir de la crisis». Rusia es aliado de varios gobiernos de izquierda de América Latina, comenzando por Cuba y Venezuela. 

Este lunes, la jefa de RT, la cadena de televisión apoyada por el Kremlin, ofreció a Evo Morales un trabajo como presentador.

Entre tanto, el Gobierno sirio condenó «el golpe militar» contra Evo Morales. «La República Árabe Siria condena enérgicamente el golpe militar en Bolivia y expresa su solidaridad con el legítimo presidente electo Evo Morales», afirmó la agencia oficial SANA citando una fuente del Ministerio de Exteriores sirio.

Siria «renueva su apoyo al pueblo boliviano en estas difíciles circunstancias», agrega la nota, al destacar el agradecimiento a Bolivia por sus posturas sobre asuntos árabes. También agradece su «apoyo a la lucha de los pueblos de los países latinoamericanos» frente a la «hegemonía estadounidense y su escandalosa injerencia en los asuntos internos».

La renuncia de Evo Morales se dio en medio de una seria crisis que afrontaba Bolivia desde las elecciones del 20 de octubre, en las que Morales fue proclamado vencedor y en las que la oposición denunció fraude, lo que desencadenó duros enfrentamientos que dejaron tres muertos y unos 400 heridos.

Este domingo, la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó la repetición de la primera ronda de las elecciones en un informe y Morales había anunciado que los comicios se volverían a celebrar con un órgano electoral renovado, pues el jefe de Estado acordó la sustitución de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral.

EFE y AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.