La inédita visita de Bolsonaro con Netanyahu al Muro de los Lamentos

En medio de una gira de tres días a Tel Aviv y Jerusalen, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, visitó este lunes el Muro de los Lamentos, el lugar de culto más sagrado para el judaísmo ubicado en la zona Este de esta emblemática ciudad, convirtiéndose en el primer presidente en hacerlo junto a un mandatario israelí. 

Rompiendo con una larga tradición diplomática, Bolsonaro visitó este lugar junto al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, rindió culto utilizando una kipá (gorro tradicional judíos), puso sus manos sobre las antiguas piedras y luego inclinó la cabeza durante varios segundos.

Horas antes, Bolsonaro había visitado el Santo Sepulcro, espacio significativo para él como creyente. El ultraderechista brasileño era católico, pero en 2016 fue bautizado como evangélico en el río Jordán, un recuerdo al que hizo alusión en varias ocasiones tras su llegada este domingo a Israel, en un discurso plagado de referencias religiosas.

Bolsonaro en Jerusalén

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reza en el Muro de las Lamentaciones, este lunes en Jerusalén (Israel).

Foto:

Menahem Kahana / EFE

Un portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores afirmó que era la primera vez que un jefe de Estado visitaba el lugar junto a un primer ministro, pues, durante décadas los dirigentes extranjeros han evitado aparecer junto a un dirigente israelí ante el Muro de los Lamentos para no posicionarse sobre cuestiones de la soberanía. 

El estatuto de Jerusalén es una de las cuestiones más espinosas del conflicto entre Israel y Palestina. La ciudad que reúne en culto a judíos, católicos y musulmanes, fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días en 1967, una decisión que no ha sido reconocida por la comunidad internacional.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, también viajó recientemente a la región y se convirtió en el representante de mayor rango de su país en visitar oficialmente -y acompañado por el primer ministro- el Muro.

Este acto simbólico ya lo había realizado en 2017 Donald Trump, a quien Bolsonaro profesa abierta admiración, y se convirtió en el primer presidente estadounidense en visitar el centro de culto, aunque en aquel momento evitó ir acompañado de autoridades israelíes para no contradecir el consenso histórico de Washington que no reconocía la ocupación de Israel a la parte oriental de Jerusalén.

Meses más tarde, Trump reconoció Jerusalén como la capital de Israel, en contra del consentimiento internacional.

Ahora, la visita de Bolsonaro coincide con la campaña electoral israelí para los comicios generales del día 9 de abril, en los que se enfrenta a la reelección Netanyahu, quien parece resaltar su cercanía con otros líderes internacionales durante estos días.

EFE y AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.